Archivo de la categoría: WANDERINGS

Até já, Porto!

Porto | the hanging plants

Manuel de Melo definió la palabra Saudade como «bem que se padece e mal de que se gosta» (bien que se padece y mal que se disfruta).

Echaré de menos Porto. Despertarnos con la luz de un sol radiante y hacernos um galão en nuestro apartamento del que nos costaba salir de lo precioso que era. Pasear sin rumbo fijo por las calles y dejarnos las piernas con cada cuesta y atravesar a Ponte Luís I y sentir vértigo mientras pasaba el metro a dos centímetros de distancia. También echaré de menos ver con mis propios ojos que no es la ciudad gris que me habían advertido sino que está llena de colores, azulejos preciosos para morirse de amor y jardines llenos de árboles florales.

Porto | the hanging plantsPorto | the hanging plantsPorto | the hanging plants Porto | the hanging plants Porto | the hanging plants

Echaré de menos descubrir junto con la pareja más bonita y artística de todo Porto y alrededores, Daniela y Tiago, que es una ciudad que tiene un gusto exquisito en cuanto al diseño (sólo tenéis que ver la identidad corporativa de la ciudad), con unas tiendas a rebosar de arte y artículos vintage que quitan el hipo cómo: Ó!Galeria, Coração alecrim, Mercado y las Galerias Lumiére, entre otras.

Porto | the hanging plantsPorto | the hanging plants

Echaré de menos pasear por el Mercado do Bolhão y ver que ese lugar tan auténtico e histórico tiene alma propia. Ir a Casa Guedes para comer los sabrosos bocadillos de cerdo asado con queijo da serra (mi nuevo queso favorito) e ir a Casa Santo António para hacer menú de degustación de platos  hechos con base de bacalao.

Porto | the hanging plantsPorto | the hanging plants

Echaré de menos cuando el palo selfie se volvió loco y empezó a hacernos cientos de fotos sin que pudiéramos pararlo. Para hacer un gif y colgarlo en internet, ¡palabra! Tampoco faltaron las maniobras locas para decidir si las foto la tomábamos con el móvil o con la cámara y, lo mejor, la revisión de cómo había ido el día a través de éstas.

En fin, que echaré de menos exprimir al máximo esas poco más de 48 horas de visita junto con la chica de los cambios de melena al viento a moño cada dos por tres y, sobretodo, las risas mil con ella :___D

Porto | the hanging plants

Peeeero ¡que nos quiten lo bailao! Además, siempre podremos volver :) Ahora a preparar el siguiente viaje que va a ser alucinante.

Si queréis ver más fotos bonitas del viaje podéis hacerlo a través de la cuenta de Instagram de mi compi nasualua y de la mía.

Até já, queridos!

WANDERINGS | Hivernacle

hivernacle | the hanging plants

La visita a los invernaderos es algo casi obligatorio cuando viajas a cualquier ciudad, ¡sobretodo si te apasionan las plantas! Por ejemplo, en Barcelona se encuentra el Hivernacle,  el archiconocido centro de jardinería en el barrio de Sants que parece sacado de la película Practical magic (muy, muy recomendada si te gusta el estilo “hortalizas/flores/folk/beth kirby/liveauthentic”).

Pues este domingo (¡por fin!) entramos Lorena y yo en esa maravilla de lugar que parece como si hubieran cogido una nave industrial abandonada y la hubieran reformado dejando la hiedra trepadora en las paredes de ladrillo. A parte de los mosquitos, que me devoraron totalmente las piernas, el sitio tiene un je ne sais quoi que hace que te quedes por allí dando vueltas y vueltas, mirando cada rincón, el techo, los diferentes tipos de plantas y flores que venden… ¡y haciendo muchas fotos! jaja

hivernacle | the hanging plants hivernacle | the hanging plants hivernacle | the hanging plants hivernacle | the hanging plants hivernacle | the hanging plantshivernacle | the hanging plants

Una de las cosas más espectaculares del sitio es que puedes celebrar un evento allí mismo. No sé vosotros pero se me están ocurriendo un millón de cosas que celebrar allí ¡mi 30 cumpleaños se acerca! ejemm : D

Hivernacle
Melcior de palau 32-36
08028 Barcelona

¡Feliz semana!

Expedición Polar en Grinda

expedicion polar grinda | the hanging plants

¿Cómo explicar todo lo vivido estos días en Estocolmo y en Grinda con palabras? ¿Cómo describiros tantas vivencias, aventuras, paseos, paisajes preciosos, días de luz infinita, naturaleza en estado puro, comida excepcional y en la mejor compañía? Pues eso es lo que voy a intentar a través de dos posts y de mis fotos por fin realizadas con la cámara en modo manual :___)

expedicion polar grinda | the hanging plants expedicion polar grinda | the hanging plants expedicion polar grinda | the hanging plants

En éste primero os hablaré sobre la Expedición polar en Grinda, de la mano de Álvaro Sanz y Marta Vargas, y el siguiente será sobre mi vuelta por la ciudad de Estocolmo junto a mi “namorada” Lorena.

Mi experiencia en Grinda ha sido:

· Que haya superado con creces mis expectativas.

· Compartir una experiencia diferente con un grupo de personas que no conocía y que desde el primer día todos fuéramos tan amigos y buenos compañeros. ¡Muchas gracias a todos por ser una pequeña familia estos días!

· Aprender mucho más que fotografía de la mano de mi antiguo profesor de universidad, Álvaro Sanz.

expedicion polar grinda | the hanging plants expedicion polar grinda | the hanging plants expedicion polar grinda | the hanging plants

· Conocer por fin a la talentosa Marta Vargas, toda una artista en la fotografía y en el mundo del diseño gráfico y, además, autora de la revista Deriva.

· Descubrir platos nuevos y aprender sobre cocina gracias a la bonita de María Solares.

· Estar junto mi querida Lorena con la que espero compartir muchas más cosas así.

· Convivir con la fotógrafa excepcional y directora de arte, Mónica Bedmar y con su preciosa hija, Alma ♥ 

expedicion polar grinda | the hanging plants expedicion polar grinda | the hanging plants expedicion polar grinda | the hanging plants expedicion polar grinda | the hanging plants

· Vivir durante tres días en un paraje natural espectacular rodeada de aguas bálticas.

· Ver el amanecer a las 3:30 de la madrugada muertos de frío pero aguantando como campeones para ver salir el sol a unas horas tan tempranas. Y menos mal que aguanté porque nunca había visto un amanecer tan bonito. Algunos pudieron ver un ciervo, pero yo me fui volando a casa junto con la bonita de Anna debido a la congelación extrema una vez salió el sol, jaja. ¡Eso si que fue una verdadera expedición POLAR!

· Reírme a carcajada limpia.
expedicion polar grinda | the hanging plants

· Estar orgullosa de mi misma al haber sobrevivido sin wifi estos días.

· El “que no cunda el pánico pero me he encontrado 5 garrapatas” y salir disparados del comedor como las bolas de dragón a mirar si nosotros teníamos también.

· Darme cuenta que sólo he tenido buenas experiencias en este viaje (a excepción del tema WC, ahí lo dejo :D)

Seguro que me dejo muchísimas cosas buenas, recién llegada a Barcelona tengo aún mucho lío de sensaciones y recuerdos preciosos, sólo espero que poco a poco se me vayan ordenando un poco en la cabeza y los pueda guardar para el resto de mi vida. Mi conclusión es que ha sido una experiencia única que me alegro de haber podido vivir.

* Si queréis ver más fotos sobre la Expedición polar en Grinda podéis visitar mi Instagram y/o ver las demás fotografías de mis compañeros con el hashtag #expediciongrinda.
DSC_4119

¡Feliz jueves a todos y que vivan los cursos fotográficos así!

————————-
Todas las fotos las hice con mi cámara Nikon J1 en modo manual
y luego editadas (menos la última) con el programa VSCO.

Un café a la Berlinesa

stilinberlin-hallesches-haus-0297

Cómo es la vida que ahora cuando voy de viaje tengo en mente dos cosas: Perderme entre las calles del lugar sin guía ni rumbo y apuntarme todos los sitios bonitos dónde pueda tomarme un buen café con leche.

Allá por el 2008 (dios mio han pasado 7 años y parece que fue ayer :O) me fui con mis amigas del cole a Eslovenia y recuerdo que fue un viaje espectacular en el que todo era diferente a lo que me había imaginado. Unos paisajes preciosos, unos pueblos y ciudades con un encanto rebosante y allí fue dónde probé los mejores caffe latte más buenos de toda mi vida. Y desde entonces encontrar las mejores cafeterías ha sido un to do máximo en todos mis viajes y hoy os presento un sitio que probablemente haga uno de los mejores cafeses en la ciudad de Berlín: Hallesches haus.

stilinberlin-hallesches-haus-0315-905x604stilinberlin-hallesches-haus-0320stilinberlin-hallesches-haus-0307

Sé de buena mano que Berlín lo peta bastante en cuánto a sitios como este. Además de su conocida historia, ésta ha sabido modernizarse y a la vez mantener ese espíritu diferente en cuanto al resto de ciudades alemanas. Hallesches haus es un lugar que mi gusto es una pasada, un híbrido fantástico entre cafetería y tienda albergado en un edificio construido en 1902 y que antes fue una sede de correos y luego un club musical.

stilinberlin-hallesches-haus-0313stilinberlin-hallesches-haus-0309stilinberlin-hallesches-haus-0303stilinberlin-hallesches-haus-0323stilinberlin-hallesches-haus-0327Todas las fotos son de Mary Scherpe para el blog Still in Berlin

Hallesches Haus
Tempelhofer-Ufer 1
10961 Berlin Kreuzberg

Haciendo referencia a la arquitectura y reforma de ésta en la ciudad de Berlín os dejo una pequeña colaboración a modo texto de una persona muy especial para mí : )

Decidí visitar Berlín (tierra no cultivable) con otros motivos a los de inspiración artística o encontrarse con uno mismo, tan sólo se debió a mi interés por ver de primera mano todos los países involucrados en el eje y en la alianza de la Segunda Guerra Mundial. Así que tras aterrizar en Schoenefeld un febrero de hace 11 años, me dí cuenta que aquello iba a ser ” frío y crudo”. Ya había estado en grandes metrópolis, aunque no con un metro tan lioso, así que lo primero que hice fue perderme. Lloviendo y de noche llegué con apuros a un hostal regentado por un ucraniano que para qué le dije mi profesión es la informática… y tampoco pude negarme a contestar que soy culé cuando él me preguntó, claro… Me recordó el dinamo de Kiev que nos metieron 5 – 0 y hablamos de fútbol un rato largo y tendido en un hostal con techos altos pero caliente y a fuera empezaba a nevar.

Suerte que ya me había perdido en el metro de Tokio por lo que no me pilló la nieve esa primera noche de novato en Berlín y su maldito metro rarísimo. Al haberme documentado y leído un mínimo sobre lo ocurrido en aquel lugar, fui en busca de museos, barrios, arquitectura y quizás esto último fue lo que me sorprendió más. A parte de ser una ciudad dividida arquitectónicamente por el reparto de diferentes fuerzas de la alianza (puedes pasear por una calle parisina y el siguiente barrio estas en Moscú), de lo que no era consciente por aquél entonces era de que existía una especie de “resistance” al lavado de cara de la ciudad tratando comportarse como el resto de capitales mundiales. Sin embargo se notaba que había un pueblo con mejores ideas para la ciudad, haciendo uso y cobrando vida a edificios enormes olvidados.

Quizás en aquella época ya había mermado esa corriente, quizás solo vi los restos ya que años después seguí conociendo más la ciudad y sus gentes, y al parecer como siempre vence el capitalismo, aunque no por K.O. técnico sino por puntos, lo que hace que se mantenga todavía el insistir por guardar lo que fue útil en algún momento. De ahí que puedas alojarte en un hostal que era un antiguo hospital y tú encantado con el sitio (no duermes en camillas tranquilo). Puedes pasar la noche bailando en una antigua estación de tren e ir paseando y toparse con cantidad de mercadillos dedicados a las antigüedades donde la gente compra y no sólo mira. Quizás esa perseverancia prusiana les ha hecho mantener una costumbre que les ha llevado a que tantos artistas se fijen en un lugar donde a un niño le podría dar miedo vivir.

· Y bueno ya que he hablado de Eslovenia me ha entrado una morriña espectacular y os pongo dos fotos del viaje. ¡Desde aquí mando besitos y recuerdos a todas mis chicas y feliz día a todos!

Eslovenia 2008 - the hanging plantsEslovenia 2008 - the hanging plants

WANDERINGS | De casa al Born

the hanging plants

Quería esperar un poco más para hacer otro post sobre WANDERINGS pero es que ayer hizo una mañana preciosa y cálida y sólo me apetecía salir a dar un largo paseo por la ciudad.

Aproveché para ponerme mis pantalones rosas en señal de que ya empieza a hacer buen tiempo, cogí la cámara y decidimos ir desde casa a el barrio del Born, pasando por el paseo San Juan y Lluís Companys y el Parc de la Ciutadella con sus preciosos (y siempre cerrados!) invernaderos. Éste reportaje fotográfico muestra tan sólo una pequeña parte de lo bonita que es Barcelona.

the hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsthe hanging plantsProcessed with VSCOcam with hb1 preset

¿Quién se apunta al próximo wandering?

WANDERINGS | barri de Gràcia

the hanging plants

Cuando hice el post de Wanderingando en Barcelona me vinieron unas ganas tremendas de hacer lo mismo por la ciudad dónde he vivido toda mi vida. Mi próximo viaje es a Florencia en abril pero hasta entonces creo que voy a aprovechar que estoy en una de las ciudades más fotografiadas del mundo para daros mi propia visión.

Así que ni corta ni perezosa el sábado cogí el móvil, la previsión de super lluvia aún me asusta lo suficiente como para no coger a la niña de mis ojos, y después de hacer un poco la marmota en la cama y de un desayunote con una buena ración de cereales de Nesquik y Pinterest, cogimos los bártulos y nos fuimos a descubrir un poco el barri de Gràcia.

the hanging plants the hanging plants the hanging plants the hanging plants the hanging plants the hanging plants

Si como yo no tenéis mucho tiempo libre para marcharos de viaje, haced de vuestro hogar un nuevo mundo por descubrir. ¡Os prometo que si abrís bien los ojos os vais a quedar alucinados de tantas cosas bonitas que os perdéis si no os fijáis bien!

Si queréis conocer un proyecto precioso sobre conocer más a fondo las ciudades, sus caminos, sus tiendas, rincones, en general, todo aquello que pasa desapercibido a causa de la rutina, etc. Deriva Paper es un magazine que recopila las experiencias de diferentes artistas y diseñadores de diferentes ciudades. ¡Tengo unas ganas de tenerlo ya entre mis manos!

Deriva01 Deriva02Deriva05

¡Así que nada, a pasear se ha dicho!

Cheira bem, cheira a Lisboa

014

Olvidé deciros que tenía guardado otro post sobre mi viaje a Lisboa. Quería escribirlo antes pero se juntó con la llegada de julio, y entre que tenía que hacer el calendario y mi querida wishlist, no tuve mucho tiempo para dedicarme a éste!

Bueno pues, os acordáis que fui a Lisboa por trabajo una semana en junio? Resulta que coincidí con un gran sarao! Yo claramente, no tenia ni flowers de lo que estaba ocurriendo allí. Tuve que indagar un poco hasta que al fin me enteré de lo que estaba pasando. Cada año durante este mes, se celebran las Fiestas de los Santos Populares y toda la ciudad se llena de guirnaldas de colores, farolillos, música en la calle y olor a sardinas a la brasa por todas partes!

Pero por mala suerte llegué tarde a la fiesta más importante de todas, la de la noche del 12 al 13 de junio, que es cuando se celebra San Antonio, el más querido de los lisboetas. Así que nada, no tendré más remedio que volver el año que viene! :D

Ahí van algunas fotos de mis rutas fiesteras por el barrio de Alfama:

0227027 034 058018 089016 015

Si Lisboa ya de por si es bonita y llena de colores imaginaros durante ésta época :___)

Y hasta aquí mi viaje a Lisboa! Ya veis que en muy poco tiempo pude ver bastantes cosas, pero eso es porque hacía siglos que no me movía de Barcelona y tuve que aprovechar esta oportunidad al máximo!

Por último os dejo el fado tradicional de estas fiestas: Amália Rodrigues – Cheira bem, cheira a Lisboa (Huele bien, huele a Lisboa).

Que tengáis un feliz y bonito martes!